Sobre las ruinas del mar
el viento se golpea el pecho,
recorre, perturbado, la orilla,
tropieza con desechos,
cae una y otra vez.
* * *
Viene del norte, sin hijos,
viene del norte, desnudo de pan.
* * *
Sobre las ruinas del mar
la noche, como siempre,
se acerca con ojos vendados,
ciega, esparce semillas que centellean sin rechistar,
de sus cuencas vacías gotean lágrimas de pena y soledad,
de sus dedos negros cuelgan escamas, branquias y sal,
de sus pechos, de sus pezones oscuros, beben los náufragos borrachos
y en su vientre cerrado se sumerge babeante el presente y el futuro.
* * *
Sobre las ruinas del mar,
las sirenas enmudecen
porque no hay marinos intrépidos para conquistar,
recostadas sobre guano humano
languidecen desde hace siglos.
* * *
Se agotan los sueños,
se opacan sus escamas
y no cantan.
* * *
Sobre las ruinas del mar
nada es todo lo que existe...
ni el viento se reconoce en su espejo,
ni la noche agita su manto,
ni las sirenas entonan viejos salmos.
* * *
El mar ya no puede esconder su cólera
y de las ruinas resurge con equivocada brutalidad.

Nauru, Pacífico, tiene una línea costera verde azulada, no por el color del mar, sino por los montículos de latas de cerveza vacías que han desfigurado sus playas...

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos de la autora

Silvia Delgado Fuentes, España, 1968 | Nació en un pueblo de la rioja alavesa, desde entonces hasta ahora, es nómada de pieles y geografías. Difunde sus versos en montajes que realiza alternando texto, música e imágenes. Es autora de los siguientes libros de poemas: “Ángeles cotidianos”, “Y que hablen en mis palabras”, “No está prohibido llorar con los supervivientes”, “Las cuarenta chimeneas del infierno”, “Canción inútil para Palestina” y “Nanas de rodillas”.

Datos personales