A MANERA DE PRÓLOGO

NOTA DE LA AUTORA

Cuando me dispuse a escribir “No está prohibido llorar con los supervivientes” pensé en hacer una selección racional de países cuyas problemáticas fueran las más dolorosas pero decidí no hacer caso a la razón y comencé a palpar a tientas la realidad y así, a ritmo de réquiem o de aleluya, a paso rápido o exhausto, mirando a la tierra, a las estrellas o a la nada, diferentes lugares del mundo arrojaron su verdad sobre mis pasos para que los poemas fueran mezclándose con las piedras del camino, en contacto directo con la madre, con la pregunta original, Eros y Tánatos, sal y azúcar... Hubiera deseado no escribir estos versos con urgencia, deseaba hacerlo lentamente como si fuera mi propósito más un sueño de futuro o un encargo.. Se merecían calma, laboriosidad, estructura, orden, pero yo sólo tengo pasión y una vida que se escapa y no logro alcanzarla.
El mundo está enfermo, yo no me lo invento.
Aquí están, pues, mis versos, fue difícil caminar entre ruinas.....

Silvia Delgado Fuentes.
Agosto 2005

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos de la autora

Silvia Delgado Fuentes, España, 1968 | Nació en un pueblo de la rioja alavesa, desde entonces hasta ahora, es nómada de pieles y geografías. Difunde sus versos en montajes que realiza alternando texto, música e imágenes. Es autora de los siguientes libros de poemas: “Ángeles cotidianos”, “Y que hablen en mis palabras”, “No está prohibido llorar con los supervivientes”, “Las cuarenta chimeneas del infierno”, “Canción inútil para Palestina” y “Nanas de rodillas”.

Datos personales