ASIA

“A mi madre por su risa memorable”

Apareces desnuda y sin limosnero.
No eres un sueño, no eres un invento.
Arrastras tus andrajos, tus caries, tus piojos
y sigues silenciosa en el cortejo.
Los remiendos son internos,
la podredumbre copula en tus huesos,
dejas, a tu paso,
el recuerdo del saqueo.
Hermosa y acaudalada antes,
hoy exquisito manjar de rufianes;
tu cuerpo es un retal a varios retales añadido,
tu cuerpo presta su pubis enfermo
para que sobre él repartan
armas, droga, oro negro.
Asia, el aire no te alcanza,
las rótulas, deformes, se cansan,
ni sonríes, ni hablas,
sólo recoges llanto en un cáliz de nácar.
Dinos, Asia,
¿qué harás con tanto crimen?,
¿con tanta persona descalza?,
¿qué harás sin venganza?,
¿qué harás con tu canto?,
¿con tu sediento canto?,
¿con tu sordo canto?.
Dinos, Asia,
¿qué harás después de este horror
si ni siquiera tienes voz
para tararear tu desgracia?

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos de la autora

Silvia Delgado Fuentes, España, 1968 | Nació en un pueblo de la rioja alavesa, desde entonces hasta ahora, es nómada de pieles y geografías. Difunde sus versos en montajes que realiza alternando texto, música e imágenes. Es autora de los siguientes libros de poemas: “Ángeles cotidianos”, “Y que hablen en mis palabras”, “No está prohibido llorar con los supervivientes”, “Las cuarenta chimeneas del infierno”, “Canción inútil para Palestina” y “Nanas de rodillas”.

Datos personales